Tributación del Exceso de Adjudicación.

Hay momentos en los que es inevitable tener que dividir un patrimonio común. ¿Cómo tributa esto?.

1- Exceso de Adjudicación en las Herencias.

Como se sabe a la hora de liquidar el Impuesto de Sucesiones se efectuará conforme a las reglas de la sucesión. Es decir, tras inventariar todos los bienes, a la hora de hacer la partición fiscal deberemos entender que ésta deberá hacerse según las disposiciones testamentarias o, en su defecto, según las normas sucesorias del Código Civil. exceso adjud

La realidad sin embargo es más compleja. Una veces porque los herederos acuerdan repartir los bienes de forma distinta a su cuota hereditaria, otras, porque a posteriori la Administración descubre un mayor valor fiscal de algún bien adjudicado y ello genera descompensación en el reparto.

En estos casos, el art 7.2 b) de la Ley del ITP asimila estos excesos de adjudicación a las transmisiones patrimoniales, excepto cuando el exceso surja de dar cumplimiento a lo dispuesto en el art. 1062 del Código Civil.

“En las sucesiones por causa de muerte se liquidarán como transmisiones patrimoniales onerosas los excesos de adjudicación cuando el valor comprobado de lo adjudicado a uno de los herederos o legatarios exceda del 50 por 100 del valor que les correspondería en virtud de su título, salvo en el supuesto de que los valores declarados sean iguales o superiores a los que resultarían de la aplicación de las reglas del Impuesto sobre el Patrimonio.”

Por ello, el coste fiscal de algunas herencias no es el que a primera vista se deduce de lo expresado en el modelo 650.  Ello es, porque a posteriori, la mayoría de estos excesos de adjudicación pasan a tributar por el ITP, modalidad TPO, al tipo de gravamen que corresponda, siendo sujeto pasivo el que se entienda por la normativa fiscal beneficiado en el reparto.

2- La extinción de una comunidad con un exceso inevitable.

Imaginemos que los hermanos A, B y C son propietarios de una casa en Armilla valorada en 180.000 euros y de un piso en el Zaidín valorado en 120.000 euros. Llegado un momento quieren repartirse los bienes y asi disolver la comunidad que tenían.

Sierra Nevada desde la Vega

Como entre todos los bienes suman 300.000 euros a cada uno corresponderían 100.000, pero esto es complicado porque el valor de los inmuebles es superior a esa cifra.  De tal modo que asesorados por un gestor deciden que:

  • El hermano A se quede con la casa de Armilla valorada en 180.000 euros entregando al hermano C los 80.000 euros de su exceso de adjudicación inevitable.
  • El hermano B se quede con el piso del Zaidín valorado en 120.000 euros entregando al hermano C los 20.000 euros de su exceso de adjudicación inevitable.
  • De tal manera C recibe 80.000 de A y 20.000 de B, siendo un total de 100.000 euros.

El reparto por tanto es correcto, ya que cada uno (descontando o aumentando las entregas en metálico) ha obtenido un valor de 100.000 euros.

Según la normativa, y la consulta  a la DGT nº V952-18:

  • El hermano A tributará en ITP-AJD, modalidad AJD por una base imponible de 80.000 euros.
  • El hermano B tributará en ITP-AJD, modalidad AJD por una base de 20.000 euros.
  • Finalmente el hermano C no tendrá que tributar, ya que recibir esta compensación no está sujeto a ITP en ninguna de sus modalidades.
  • En TPO no tributará ninguno, porque según la DGT ha habido un exceso inevitable, de los del  art. 7.2B) del texto refundido de la Ley del ITP-AJD.

3-El IRPF en los excesos de adjudicación y la extinción de comunidades.

En cuanto al IRPF queda claro que,  según la Resolución del TEAC de 7 de junio de 2018,  una extinción de comunidad de bienes por sí misma no produce ganancia patrimonial alguna.  Eso sí, se producirá ganancia patrimonial cuando:aeat

  • no coincidan las cuotas de participación recibidas (se dé exceso de adjudicación)
  • o bien, aunque no se produzca este exceso se dé una alteración patrimonial.

En el caso de los hermanos A B y C no podemos decir que a efectos de IRPF se haya dado un reparto desigual. Cada uno ha recibido 100.000 euros. Pues bien, seguro que C confirma el borrador sin saber que tenía que tributar. ¿Por qué?

El hermano C ha sido compensado con dinero. Eso significa que ha habido una alteración patrimonial. Es muy fácil de entender, lo que antes era inmueble, ahora, se convierte en dinero.

Y ahora, es cuando para que el sr. C se calme le explicas: “Mire sr. C, el legislador trata de evitar “compraventas” encubiertas bajo el ropaje de una extinción de comunidad. Así que tendrá que tributar por la ganancia o perdida patrimonial resultante”.

Esto significa que el hermano C no tributaba en ITP-AJD, pero sí lo hará en IRPF, al haber sido compensado en dinero.

La casuística de los excesos de adjudicación y la interpretación de la administración sobre los mismos  es variada.

Por eso, si quiere, puede mostrar su caso en los comentarios.

_______________________________

Puede interesarle:

hopeLiquidar el ISD – Herencia

no se preocupe, nosotros lo hacemosRecurrir una liquidación

Deja tu comentario, o tus dudas y trataremos de ayudarte

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s