La tributación de los regalos de boda.

present bodas

Una joven pareja, que se va a casar, nos pregunta que si tienen que declarar los regalos que le hagan en la boda. Están preocupados porque han visto noticias en los que al parecer ha habido algunas comprobaciones tributarias en este sentido.

Pues bien, cualquier regalo, sea o no de boda, es técnicamente una donación. En términos jurídicos se le llama al regalo transmisión de bienes gratuita e intervivos. Este obsequio es para los contrayentes un hecho imponible el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, modalidad donaciones.

Esto quiere decir, que la teoría jurídica nos dice, que el receptor del regalo debería declarar el mismo ante la Consejería de Hacienda u organismo fiscal competente de la Comunidad Autónoma donde  resida, liquidando el correspondiente Impuesto de Donaciones. Esto, le exime de tributar en el IRPF.

Si no tributa por el ISD y la Agencia Tributaria encuentra una variación sustancial en su patrimonio entonces el receptor del regalo deberá justificar su origen y el periodo de tenencia. De no poder hacerlo se integrará en la base general del IRPF, como una ganancia patrimonial no justificada. (Art. 39 Ley IRPF).

En la práctica, y hasta el momento, tanto la AEAT como las Administraciones autonómicas sólo vienen persiguiendo estas donaciones no declaradas en supuestos concretos:

a) Cuando la donación es de una cuantía de dinero elevada.

a1- Ingreso bancario en la cuenta de los novios, o de cualquier de ellos superior a 3000€. Se debe a que la entidad bancaria debe comunicar de la operación al Banco de España conforme a lo expresado en la Ley 10/2010, de 28 de abril, haga el ingreso un tercero o el titular de la cuenta. Este último deberá justificar el origen del dinero al banco, salvo que ya estuviere en su cuenta bancaria previamente. Esta información remitida al Banco de España será accesible a la Agencia Tributaria.

Ejemplo 1: Un familiar de Madrid regala a su hijo residente en Granada, por su boda, la cantidad de 5000 euros haciéndole un ingreso en su cuenta bancaria, deberá el hijo liquidar el correspondiente ISD en la Agencia Tributaria de Andalucía. El familiar donante estaría exento de cualquier tributación, (Consulta V1468-06)

Ejemplo 2: Una pareja reune todas las pequeñas donaciones de dinero recibidas en la boda, celebrada en Armilla. Como es mucho dinero  lo ingresarán de una vez en el banco.  Como esto suma una cantidad superior a los 3000 €, el banco pedirá información sobre su origen y remitirá igualmente la  información. Los contrayentes deberán liquidar el correspondiente ISD.

a2- Regalo de bienes o de servicios con valores superiores a 2500 €

Esto es, porque la Ley 7/2012, de 29 de Octubre impide que se pague en metálico a empresas y autónomos por encima de esta cantidad.

Por ejemplo: Unos padres contratan un restaurante situado en Sierra Nevada para la boda de su hija. El precio del evento es muy superior a los  2500 euros. Tendrán que realizar un ingreso bancario a favor del restaurante,  y éste a su vez  deberá emitirles la correspondiente factura.

Para los padres es una liberalidad exenta de toda tributación, pero para la hija, si esto se entiende como regalo,  es un hecho imponible del ISD. La presuncion es “iuris tantum”.

b) Cuando se trata de la donación de un vehículo.

La DGT no transfiere administrativamente el suv granadabien si no se liquida previamente el impuesto de donaciones, lo que además se deberá hacer constar en un contrato de donación.

 

c) Cuando se ingresan billetes de 500 euros en la entidad bancaria.

d) Cuando se trata de la donación de un bien inmueble.  

En la donación del inmueble lso donatarios deben tributar por ISD y realizar escritura pública ante notario. De no hacerlo los donatarios no podrán inscribirlo a su nombre en el Registro de la Propiedad.apartamento

Además los donantes deberán declararlo en su declaración de la renta si se genera una ganancia patrimonial. No se declarará cuando se produzca una pérdida patrimonial, al considerarse una liberalidad. (Consulta V1460-06).

Esto último es así porque se ha producido una alteración en la composición del patrimonio del donante. El importe de la ganancia se valora mediante la diferencia del valor en que se fija la donación (valoración en escritura de donación) y el valor declarado cuando lo adquirió, pudiendo detraer de la ganancia todos los gastos inherentes a ambas operaciones.

En este caso para minorar el coste tributario es posible:

  • Acogerse a ciertas exenciones para personas mayores de 65 y 70 años que transmiten su vivienda habitual
  • Aplicar la DT 9ª de la Ley si el inmueble fue adquirido antes del 31 de Diciembre de 1994.
  • Efectuar una planificación fiscal de la donación antes de escriturar en notaría acogiéndose las valoraciones y beneficios fiscales de la Comunidad Autónoma.

En conclusión:

Si usted recibió regalos de un valor significativo deberá poder justificar su procedencia para que no se le atribuya una ganancia patrimonial no justificada y además debería liquidar el correspondiente ISD.

Si los regalos son de menor cuantía, entonces, es usted el que debe valorar si quiere o no declararlos, sabiendo que la Ley le obliga y que la Administración no tiene establecida ninguna cantidad mínima que le exonere de dicha obligación.

El plazo para determinar la deuda por la Administración es de 4 años (art. 66 LGT) por lo que si su boda fue anterior es muy posible que todos los regalos recibidos puedan acogerse a la prescripción.

Y por último, esta información es válida para regalos no sólo de bodas, también de bautizos, comuniones, cumpleaños, eventos de graduación, etc…

spot renta2018